Musikaze.com

» Músicos Profesionales » carles denia » Multimedia

Regístrate aquí

Otros
CURRÍCULUM COMPLET
ENTREVISTES
EL PAIS

EL PUNT

DIARIO LEVANTE
CRÍTIQUES
Carles Dénia presenta en el barrio valenciano de Russafa su último trabajo El Paradís de les paraules, un homenaje a los poetas valencianos del oriente del Al-Àndalus. Un proyecto en el que participan grandes músicos guiados del buen hacer musical de Carles Dénia que no solo ha puesto todo en la forma de expresión con su voz si no que se ha elevado hasta otear el paraíso con la composición.
Un proyecto muy trabajado y hermoso de recuperación de raíces, recuperación de los poetas árabes que vivieron allí donde él los invoca, poetas milenarios como Ibn Khafaja, Ar-Russafí, Ibn Lubbun, Ibn Al- Jannan que recuperan su voz en su tierra como si no hubiera espacio temporal, arropados por la música que surge de los instrumentos, reconocidos y reconocibles, enriqueciendo con continuidad un lenguaje que no sabe de fronteras ni de tiempos, como si su voz y sus jarchas, muaxahas, qasidas o un zéjel surgieran enriquecidas desde la sangre bombeada al corazón y a todos los poros del juglar para cobrar vida en la voz maravillante de Carles Dénia.
Para recuperar esa voz y darle el tono y la musicalidad a las palabras Carles Dénia ha contado con la ayuda de Josep Piera, que junto con el filólogo Josep R.Gregori han navegado por las grafías ondulantes buscándoles no solo la sonoridad si no el rostro en el que reconocerse.
Piera dice: “Aquest jardí, però, es considera llunyà, no perdut. Llunyà en la realitat, però sentit i proper d’ànima, ja que la lectura permet resseguir-lo, siga com a record joiós d’un temps passat, siga com a il·lusió preciosa d’un temps futur.”
(Este jardín ,sin embargo, se considera lejano no perdido. Lejano en la realidad pero sentido y cercano al alma ya que la lectura permite reseguirlo, sea como recuerdo gozoso de un tiempo pasado, sea como ilusión preciosa de un tiempo futuro.)


Carles Dénia nos trajo ayer a la Sala Mercedes de Valencia su último trabajo "El paradís de les paraules" y fue un paraíso no solo de palabras si no de corazones que se reencuentran y se unen. Como un X El Sabio, Carles no ha encontrado un puente para llegar a las raíces mozarabesmudejares si no que de un golpe ha quitado las piedras que impedían que el agua fluyera, herida con coros y danzas y secciones femeninas o en el empeño de convertirlas en adalid.

Carles Dénia ha pasado de la cultura, ha puesto el oído de su corazón, ha escuchado, se ha conmovido y querido regalarnos tanta belleza. Y para ello ¡como no! ha puesto lo mejor de si y se ha rodeado de las personas que pudieran comprender su iluminación, muy buenos músicos con esa capacidad de entender la música como lo que es y un escritor como Josep Piera capaç de recuperarnos los versos que el poeta escribió ayer ahí, a nuestro lado, expresando aquello que a veces nos gustaría saber poder expresar. Así, con la hermosura de los versos, unida a la hermosura de las palabras, rodeadas del tañer de los instrumentos que reconocíamos como una parte de nosotros se alzaba el espíritu y la voz de Carles Dénia llevándonos de nuevo al paraíso perdido de las palabras. Con un almirez en sus manos ligaba la mezcolanza con ritmo, rogando para que la mujer de rojo no cortará la mahonesa.

En el siglo XI, Andalucía y Valencia eran centros rivales de la cultura islámica. La poesía alcanzó su cenit con las figuras de Ibn Zaydin, Ibn Khafaja y el rey poeta Al-Mu’tamid. Pero el poeta más notable fue Ibn Quzman (muerto en 1160), renovador de la métrica clásica y creador de las mohaxajas y zéjeles. Entre los filósofos, merece especial atención el extraordinario Averroes (1126-98, Córdoba) por sus comentarios de las obras de Aristóteles.

Y... ala, a investigar...

----------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Sense temps per acabar de gaudir de les proclames de Marquet i la seua tropa, hem de marxar al pati del Casino de nou, on Carles Dénia, iluminarà la nit amb el seu cant profund i mercurial, fet d'arena de gra fi i de metall líquid, estremidor en la seua precisió tècnica i expressiva. Qui no ha escoltat Carles no coneix les dimensions ocultes del repertori tradicional valencià. Ell ens hi guia, amb mà ferma i amiga, pels seus racons més racòndits, ensenyant-nos l'emoció que encara romania ignota entre els plecs de la "Malaguenya de Mutxamel" o del "Bolero de l'infant", traslladant al present més proper les angoixes melòdiques que havien quedant ancorades entre els solcs d'un disc de pissarra, custodi del temperament musical de la Xata de Godella, o elevant les peteneres de la Costera als núvols sublims on deixà encalada per sempre, Pastora Pavón, la petenera andalusa. Al seu costat, un quartet de músics excepcionals, l'acompanyarà en el seu exercici instrospectiu fins arribar a l'apoteosi final, quan s'hi ajunten amb ell Miquel Gil i Pep Botifarra i exhibesquen, una vegada més, la grandesa inversemblant de l'actual miracle musical valencià." (J.V Frechina)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Es una de las sorpresas de los últimos meses, sin duda. Ya sabíamos que desde Valencia se estaba trabajando de una forma diferente para actualizar, o mejor dicho, para sacar a primer plano, los cantes tradicionales. De ello se habían encargado artistas como Miquel Gil y Pep Gimeno “Botifarra”. Ahora, nos quedamos boquiabiertos con este trabajo de Carles Dénia y la Nova Rimaire, escuchando la voz seca, masculina, fantástica y llena de matices con la que el cantaor de Gandía hace su primera incursión en el cant d'estil, uno de los más importantes géneros del patrimonio vocal valenciano. El cant d'estil, género muy especializado y que exige unas grandes expresividad y aptitud vocal, mantiene además una directa conexión con el flamenco y la jota aragonesa y con el paso del tiempo ha llegado a generar subestilos propios de los distintos pueblos o comarcas.
En este disco, Carles Dénia se acompaña de otra excepcional cantante, su hermana Eva Dénia, y de un conjunto de grandes intérpretes reunidos bajo el nombre de Nova Rimaire. Es el resultado de muchos años de trabajo previo, y no solo en el ámbito de las músicas tradicionales, pues Dénia es conocido también en los ámbitos del flamenco y el jazz.
Cants de batre, riberenques o malagueñas son algunos de los palos que escuchamos en “Tan alta com va la lluna”. Destacamos en este trabajo una nueva versión de “Malaguenya de Barxeta”, una canción que en los últimos años ha tomado una inusitada popularidad, gracias a distintas adaptaciones a cargo de ”Botifarra” y “Obrin Pass”.
Respeto y libertad, estética y sensibilidad, amor y gran conocimiento de la tradición hacen de este trabajo uno de los más importantes de los últimos años dentro de la música de raíz." (Carlos Javier Monje, Tierrafolk)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Ha treballat en els camps del jazz i del flamenc, sobretot als Països Baixos i Alemanya, i ara ha enregistrat un disc de música tradicional valenciana que és com una perla rara. El cantant, arranjador i guitarrista Carles Dénia —aquí, només cantant i arranjador— ha fet un disc infreqüent. De la combinació d’una veu formada, que pot sonar ara trencada ara estilitzada, amb la fascinació per les antigues gravacions dels mestres del cant d’estil, n’ha sorgit un disc sofisticat i arrelat a parts iguals.Hi trobem, a més de la germana del solista, Eva Dénia, valors segurs com Cristóbal Rentero, Paco Lucas i Néstor Mont. Tots junts construeixen una fantàstica i precisa rondalla, que s’enriqueix a més amb violí i contrabaix, per enlairar la veu de Dénia als diferents pals del cant d’estil, i retirar-se després quan el cantant sobrevola amb melismes
majestuosos els sentits cants de batre. Especialment commovedor sona el dramàtic “Bolero de l’infant”. I molt significatiu el tema “D’una nit d’estiu”, l’únic
de composició totalment pròpia, que manté l’aire popular de la resta del repertori i que marca una ruta possible de cara al futur per aquest músic eclèctic que és Carles Dénia.
Tan alta com va la lluna, per la personalitat forta i reveladora que desprèn, per la capacitat d’obrir un camí nou i personal partint de l’arrel valenciana, sembla destinat a seguir la nissaga brillant de l’Orgànic (Sonifolk, 2001) de Miquel Gilo el Si em pose a cantar cançons (Cambra Records, 2006) de Botifarra." (Jordi Martí, Revista Sons)

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
"Pocas veces podemos, y podremos, comentar algo sobre un músico y que nos pregunten: ¿Hablas del Carles Denia cantaor de flamenco? ¿O del Carles Denia guitarrista de jazz? ¿O del Carles Dénia dedicado al cant valencià d’estil? Y ésta es una de ellas. Podría haber hecho un panegírico del disco y al final sorprenderos con un: ¡Pues además es guitarrista de jazz y cantante de flamenco! Pero prefiero poner las cartas sobre la mesa, así de entrada, porque lo que menos le hace falta a este intérprete son sorpresas: él nos las da todas.
Tan alta com va la lluna, titulo del trabajo que firma como Carles Dénia i la Nova Rimare es un disco redondo, y perdonar la broma, de principio a fin. Basado principalmente en músicas tradicionales valencianas, aunque arregladas por el propio Dénia, componiendo algunos añadidos a las mismas y el tema, único tema completamente original suyo D’una nit d’estiu, recupera el llamado cant d’estil, que él define como un género que precisa de una “imprescindible expresividad vocal de aspecto libre”. Pero, ¡atención!, no estamos hablando de fusión, de reinterpretación del pasado según las modas… Claro que hay interferencias de otras músicas, pero más bien entendidas como la evolución natural de un estilo, suponiendo que, durante mucho tiempo, no hubiese estado de alguna forma arrinconado. Una recuperación fundamentada en un estudio, en una investigación, por parte de Carles Dénia, que le ha ocupado más de quince años, según confiesa.
Unos cuidadísimos arreglos y una más que pulcra producción y presentación del trabajo, con las letras traducidas al castellano y al inglés, hace que este trabajo destaque de forma absoluta dentro de un panorama interesantísimo en esta línea de la música del Pais Valencià, con representantes tan magníficos como Miquel Gil o Pep Gimeno, entre muchos otros.
La incorporación de Eva Dénia, hermana de Carles, es otro de los grandes aciertos del CD. Hasta ahora conocida, al menos por mí, como cantante de jazz, buenísima cantante de jazz, se destapa aquí como una excelente intérprete dentro de este estilo al que le ha arrastrado su hermano, suponemos que de forma voluntaria y entusiasta, en vista de los resultados.
Entre los tema del disco citaré Bolero de l’infant y Amb les ganes m’he quedat con un Carles Dénia absolutamente pletórico; Marineries, con Eva Dénia y el propio Carles; y la citada D’una nit destiu, donde se sienten más libres al ser suya la composición y nos indican hacia donde puede desembocar este proyecto que, afortunadamente, comenta el autor, ya tiene una continuación en camino. Pero es citar por citar, porque al disco no le sobra nada.
Y por el mismo precio, después de recomendaros este Tan alta com va la lluna imprescindible, buscar y oír las incursiones de Carlos Denia (escrito así) en el flamenco (”Cante errante”) y en el jazz (”Ten Strings for Bill Evans”) donde su guitarra y el contrabajo de Uli Glaszmann, también presente en el disco con la Nova Rimare, homenajean a aquel pianista.
Mientras escribía esto he estado escuchando su disco. Os dejo porque quiero volverlo a oír, pero ahora sin el ruido de las teclas del ordenador molestando…" (Federico Francesch)
(archivo no disponible)

Twitter

Facebook